¿Por qué publicar regularmente en mi blog?

La creación de un blog corporativo puede ayudarnos de manera significativa para dar a conocer nuestra marca, nuestros productos y/o servicios además de posibilidades de aumentar el tráfico de potenciales clientes hacia nuestra web. Sin embargo, generar contenido puede nuestro blog ser complicado y aveces tedioso.

No es algo casual que luego de haber posteado manteniendo una regularidad, terminemos perdiendo la paciencia y dejando de lado el Blog al no obtener los resultados esperados.

Es importante tener definida la frecuencia de las publicaciones y ser capaces de mantenerla tomando en cuenta dos aspectos importantes:

Utilizar contenido reciente: Google le presta mucha atención a los artículos más recientes ya que los puede posicionar mucho mejor que otros publicados en dominios más consolidados y con gran número de enlaces.
Ser Regulares: Postear contenidos de frecuentemente es una de las mejores maneras de obtener que nuestros lectores vuelvan una y otra vez a nuestro Blog, además de ser este otro factor que Google toma en cuenta para posicionar. Conservar una regularidad en las publicaciones nos otorgará un tráfico constante y con crecimiento progresivo.

¿Cómo establecer la mejor frecuencia para publicar en nuestro Blog?

Lograr encontrar la frecuencia ideal para publicar contenidos en nuestro Blog, debemos tener en cuenta estos factores:

Tiempo: Tomando en cuenta nuestra disponibilidad para dedicarnos a la creación de contenido para nuestro blog podremos publicar con más o menos frecuencia.

Calidad del contenido: Mientras más beneficioso sea el contenido de nuestro blog, más tiempo nos tomará escribirlo.
Lo importante no es tanto la frecuencia que hayamos definido para publicar, sino la capacidad que tengamos para mantener esta regularidad. De ser necesario, contar con personal capacitado exclusivamente para desarrollar nuestro blog y que nos brinde los beneficios que esperamos.

Aspectos a tomar en cuenta:

-Elegir una frecuencia realista
-Escribir respecto a temas que generen el interés de nuestro público objetivo
-Establecer un calendario de publicaciones
-Tener artículos programados para optimizar tiempo