Diferencias entre seo y sem

¿Cuáles son las diferencias entre SEO y SEM?

Si hablamos de tráfico web y posicionamiento es importante conocer algunos conceptos relevantes. En este artículos hablaremos de cuáles son las diferencias entre SEO y SEM. Cual es su definición y en qué nos benefician en términos digitales.

Search engine Optimization (SEO)

Tal y como dice su nombre, esta sigla se refiere a optimizar nuestro sitio web para los motores de búsqueda, tales como Google, Bing o Yahoo. Lo que buscamos con esta estrategia es posicionar algunas keywords importantes para nuestro negocio en los primeros resultados de búsqueda orgánica. La idea es implementar técnicas tales como, velocidad de carga, inclusión de keywords en los textos, eliminación de plugins (cuando usas CMS), entre otras. Al realizar estas optimizaciones el sitio se vuelve relevante para los buscadores. Esto nos volverá un sitio relevante para los ojos de Google, lo que mejorará la posición en el ranking de nuestro sitio web.

Cabe destacar, que esta estrategia requiere de mejoras constantes, monitoreo de keywords, optimización de imágenes en términos de tamaño y peso. Un punto importante a considerar, es que dentro de las variables que aportan al rendimiento del SEO, está la frecuencia de publicación. Para ello, es relevante tener en mente generar un Blog o una sección de noticias que nos permita entregar contenido de valor a nuestros usuarios. De esta forma, nuestro sitio se puede posicionar con un sitio de autoridad dentro de la industria.

Search Engine Marketing (SEM)

La estrategia SEM, también es un complemento clave que apoya en términos de tráfico y posicionamiento. Su definición literal es Marketing en los motores de búsqueda, el cual se concreta por medio de anuncios patrocinados que figuran en los más importantes search.

Al igual que el SEO, esta es una estrategia que se debe monitorear de forma constante. Para realizar campañas de este tipo, es importante realizar test A/B, probar distintos tipos de anuncios y ver cuáles de ellos tienen mejor recepción por la industria. Además, dentro del apartado de anuncios los buscadores también realizan un ranking en base a 2 variables. En primer lugar la oferta, en términos de costo por click (cpc) que determina una empresa para una keyword. Y en segundo lugar, en base a la calidad del anuncio, el cual se mide por la página de destino (landing page) que nos direcciona al momento de hacer click.

Diferencias entre SEO y SEM.

Si bien ambas buscan mejorar el tráfico y posicionamiento de una web en los distintos motores de búsqueda. Existen algunas diferencias entre SEO Y SEM.

Temporalidad: 

En este aspecto, estos conceptos son completamente opuestos. El SEM al ser un anuncio de pago, busca resultados en el corto plazo, basta con iniciar una campaña, para que el buscador posicione nuestra página, con una determinada palabra clave. Por otro lado, el SEO busca resultados en el mediano y largo plazo, si realizamos un buen trabajo de optimización, pueden pasar un par de meses hasta que el buscador reconozca nuestro contenido como relevante y de autoridad, para que lo ubique dentro de la primera página.

Inversión: 

En el caso del SEM, para asegurar la continuidad del anuncio debes mantener un pago constante, para que tu sitio web permanezca en los primeros lugares. Sin embargo, el pago es bastante flexible, tu puedes elegir en qué días y horarios deseas que la campaña aparezca. Por otro lado tu defines el costo máximo a utilizar por día. El SEO por su parte, no hay que pagar directamente, porque Google se encarga de realizar el ranking. Sin embargo, si deseas externalizar la optimización del seo, debes trabajar de manera constante con un proveedor de este servicio.

Contenido: 

El SEO como se mencionó, se basa en la generación de contenidos, mientras más publicaciones se generen, mayor es la probabilidad de posicionar al sitio con keywords. Por otro lado, el SEM por lo general usa landing pages sencillas, sin mucho texto, pues lo que buscan es que el usuario deje sus datos para ser contactado por la empresa.

Costo de Adquisición de Usuario: 

Si bien este aspecto debe ser medido a través de una temporalidad. En el largo plazo los leads generados por una estrategia de SEO, tienen un menor costo de adquisición. Esto se da porque para el SEM debes pagar de manera constante y en largo plazo puede que la subasta por una keyword sea mayor.

 

Métricas para medir el sitio web

Antiguamente, en el mundo offline no existía una forma exacta de medir los resultados que se obtenían después de una campaña publicitaria o una acción de divulgación de un negocio.

Por ejemplo, era muy difícil medir la cantidad de personas a las que podrías alcanzar con una valla publicitaria en la avenida principal de tu ciudad; o entonces la cantidad de personas que compraban un producto después de ver alguna acción publicitaria en la televisión. Pero ahora, gracias a diferentes herramientas y tecnología en el mundo digital, es posible medir con exactitud tus esfuerzos. Saber lo que más funciona para atraer a tu público y también conocer cuáles son los puntos débiles de tu negocio.

Por esta razón se dice que estamos en la era de las métricas. Dónde las acciones que llevas a cabo para tu sitio web pueden ser medidas de una manera muy exacta. Las métricas se convirtieron en elementos fundamentales para medir resultados. ¡Métricas por aquí y métricas por allí! Hoy en día todas tus acciones pueden ser medidas. Puedes conocer tu punto más fuerte y también saber cuál es el área donde debes preocuparte para atacar y mejorar.

¿Para qué las métricas en mi sitio web?

Esta tendencia de métricas puede llegar a ser un poco preocupante, especialmente para quien no es muy amigo de los números, o no tiene mucha práctica para el análisis de datos. Sabemos que de nada sirve medir los resultados de tu sitio web si no tomas decisiones con base en estos números. Pero no debes preocuparte, las métricas no son un monstruo de siete cabezas; con algo de práctica, y conocimiento podrás conocer y entender los resultados de tu sitio web.

Existe un universo de datos que puedes obtener sobre tu sitio web; sin embargo, puede que no todas ellos sean importantes para el momento que tu negocio esté viviendo. Es posible también que, dependiendo del tipo de sitio web tengas, algunas métricas sean importantes y otras no tanto; por esta razón en este post te vamos a contar cuáles son las diferentes métricas que puedes utilizar para tu sitio web y cómo te pueden ayudar a generar conclusiones para tomar mejores decisiones y por lo tanto generar mejores resultados.

1. Velocidad del sitio web

Independiente del tipo de sitio web que tengas, uno de los datos que debes monitorear siempre será la velocidad con la que tu sitio web carga. Es importante que tengas en cuenta que el tiempo de carga de tu sitio web debe ser una prioridad, pues para nadie es un secreto que un sitio web lento no obtiene buenos resultados. Según Google, el 53% de los usuarios de internet abandonan un sitio web si este demora más de 3 segundos en cargar.

Para saber si tu sitio web está lento existen diferentes métodos y herramientas con los que puedes medir:

Page Speed Insights

Page Speed Insights es una herramienta xs Google, con la que puedes introducir el dominio de tu sitio web y analizar la velocidad. También te dará algunas sugerencias de optimización y podrás descargar este informe.

Dentro del Page Speed Insight de Google, puedes analizar la velocidad tanto desde el ordenador como desde el teléfono móvil.

Seguramente has escuchado hablar del famoso término Mobile First. Hoy en día las personas están navegando por internet a través de sus teléfonos móviles, más que desde los ordenadores, por esta razón, preocuparse por la usabilidad de tu sitio web en versión mobile es una de las mejores estrategias que puedes implementar en tu negocio. Con la herramienta de Google, además de medir la velocidad de tu sitio web en mobile, también conocerás algunos datos importantes como consejos para aumentar la velocidad y porcentaje de pérdida estimada de visitantes debido a la lentitud del sitio. Es importante recordar que aunque sea un de la más conocidas, no es la única herramienta, existen diferentes sitios web especializados en lo que puedes consultar la velocidad de tu sitio web

2. Autoridad del sitio web

Conocer la autoridad de un sitio web significa, en términos SEO, cuán relevante es este en el posicionamiento dentro de los motores de búsqueda, y qué tan fácil puede ser posicionar un nuevo post de tu blog en los resultados orgánicos de Google, por ejemplo. Dentro de la autoridad web existen dos partes importantes que debes conocer, la primera es Page Authority o PA; esta mide la autoridad que tiene una única página dentro de tu sitio web. La segunda es la Domain Authority, también conocida como DA. En esta última, el objetivo será medir la autoridad de todo el sitio web como un conjunto; con las páginas que estén debajo de este dominio.

Moz

Para medir el PA y el DA, la herramienta más conocida es Moz una extensión de Chrome o Firefox, que puedes descargar gratuitamente. Solo necesitas crear un usuario para poder analizar, una de las mejores partes, es que puedes analizar otros sitios web diferentes al tuyo, tal vez el sitio web de tu competencia, o el de algún aliado al que estés pensando hacer un anuncio o actividad. El índice de Autoridad es de 0 a 100, por lo tanto entre más estés cerca del 100 tu autoridad será mucho mejor.

3. Presencia en línea

Seguramente ya habrás escuchado sobre Google Analytics. En Julio de este año, el conjunto de herramientas para optimización de marketing digital de Google fue actualizado, integrando esta herramienta y otras como AdWords, en la nueva Google Marketing Platform. De esta forma, el antiguo Analytics se transformó en Analytics 360 y contiene la mayoría de los datos que te pueden interesar de tu sitio web. Desde número de accesos, pasando por tiempo de permanencia, cantidad de clics, origen de las visitas y hasta ventas, (si tienes un ecommerce, por ejemplo).

Analytics 360

Es una herramienta realmente completa que hace parte de la plataforma de Marketing de Google, con la que podrás analizar los resultados de los accesos de tu sitio web, campañas de anuncios, redes sociales, accesos orgánicos y pagos.

Algunos datos interesantes que puedes sacar con Analytics son:

Audiencia

Uno de los datos principales que puedes sacar con Analytics, es la cantidad de pageviews y el número de sesiones por usuario. Podrás saber cuáles son las páginas más accesadas. En el caso de que tengas un blog, por ejemplo, podrás saber cuál es el post que más visitas tiene y los usuarios activos en cualquier momento.

Características del público:

Esta herramienta te permite conocer el público que está ingresando a tu sitio web. Características demográficas como sexo, edad y regiones desde donde te visitan, también sus intereses y el dispositivo por el cual entran a tu sitio web (ordenador o smartphone, tablet, etc).

Origen de las visitas:

También podrás ver desde cuáles canales recibes más visitas, es decir si divulgas algun link de tu sitio web en redes sociales por ejemplo, podrás ver cuántas personas hicieron clic; o podrás también saber la cantidad de visitas que recibes de manera orgánica es decir, cuantas personas te encontrarán a través de la búsqueda de Google, sin pagar.

Redes sociales

Las redes sociales son protagonistas importantes en las estrategias de marketing digital. Si tienes un sitio web, seguramente debes tener redes sociales que den soporte y ayuden a posicionar tu sitio web. Pero publicar contenido y responder los comentarios no es lo único que puedes hacer con la redes sociales. Este medio de comunicación también debe ser medido y analizado para saber si realmente está generando resultados de compromiso, clics, comentarios y conversiones.

Existen diferentes herramientas que puedes utilizar para medir tus estrategias en redes sociales; sin embargo es bueno que sepas que cada red tiene su propia herramienta de análisis, con la que puedes adquirir información como resultado de anuncios en Facebook Ads, o Instagram Ads .

Pero además de likes, ¿que otras métricas puedo sacar de redes sociales? Las redes sociales pueden darte muchos insights sobre el comportamiento de tus usuarios, saber lo que les gusta, y lo que necesitan. Algunas de esas métricas son:

  • Fuente de tráfico y conversión:

Puedes saber si las acciones que llevas a cabo en las redes sociales con el objetivo de llevar tráfico para tu sitio web o convertir tus visitantes en leads por medio de algún contenido rico  están siendo efectivas.

  • Comunidad:

Puedes ver también el porcentaje de crecimiento que genera alguna acción, dentro de la red social, por ejemplo una foto o un video, si este genera compromiso con tu marca, en forma de likes, comentarios, reacciones o también si es un contenido compartido.

4. SEO y palabras clave

Una de las herramientas más completas para el análisis SEO de tu sitio web y la búsqueda de palabras clave es SEMrush. Aunque es una herramienta paga, te entregará datos importantes donde además de analizar el SEO de un sitio web; también podrás obtener información de tu competencia.

Dentro de los datos que puedes obtener con SEMrush, está la búsqueda y el análisis de palabras claves, búsquedas orgánicas y también pagas.

Análisis de palabras clave SEMrush

Podrás conocer cuáles son las palabras clave más buscadas en Google y saber cuál es la forma en la que tu público busca en internet. Si estás pensando en invertir en alguna de estas palabras; con SEMrush también puedes conocer cuál es el valor de las palabras en AdWords. También puedes ver otras palabras clave relacionadas o parecidas con el mismo tema y puedes filtrar por países, en el caso de que tengas un sitio web internacional o solamente quieras posicionarte en determinada región.

Importancia de la velocidad de carga de una página web

¿Has parado por un momento y pensado si tu sitio web ofrece una buena experiencia a tus clientes, prospectos o usuarios frecuentes?

Algo que muchos negocios (grandes y pequeños) descuidan es la seguridad, velocidad y protección antidesastres de su sitio web y servicios en línea.

Y es que la rentabilidad de un negocio en términos digitales depende en gran medida de lo flexible que sea para escalar en la medida que la demanda de sus productos o servicios así lo necesite.

En un mundo donde todas las acciones de análisis, búsqueda y concreción de compra se realizan en entornos digitales, es importante tener todo en orden y listo si el día de mañana logras tener el éxito que buscabas desde hace tiempo y tienes a 100,000 posibles clientes intentando a entrar a tu sitio web. La clave para ganar o perder un cliente en muchos casos será la velocidad de tu sitio, y la experiencia que ofrezca.

Los puntos importantes que debes tener en cuenta para tu sitio son:

1. Contratar un buen servidor u hosting. Generalmente en este ámbito y como muchos otros servicios nos guiamos por el precio y dejamos de lado el performance o rendimiento que puede ofrecernos en momentos clave. Es importante que sea un servicio confiable, que tenga la versatilidad de hostear tus necesidades actuales actuales a un costo razonable, pero del mismo modo, que pueda responder ante un cambio súbito de usuarios en tu sitio web.

2. Optimizar las imágenes. Ya sea que estés por cargar nuevas imágenes o galerías, o si ya tienes bastante contenido en tu sitio, es importante realizar esta optimización que afortunadamente puedes hacer de forma masiva con software especializado o con plugins como wpsmush en el caso de WordPress, y que te ayudará además de cuidar y avisarte si una imagen puede ser optimizada antes de la carga.

3. Usar servicios de caché. Tal vez ya escuchaste este término anteriormente, pero básicamente es precargar el contenido dinámico de tu sitio a un modo de “fotografías temporales” de tu sitio que pueden servirse rápidamente al ya no tener que consultar bases de datos o servicios adicionales.

4. Eliminar lo que no funciona. Ya sea plugins viejos, respaldos antiguos, contenido o productos obsoletos, tener un sitio actualizado y con lo necesario siempre evitará que el usuario cargue información innecesaria o desactualizada.

5. Optimizar tus hojas de estilos y scripts. Si no tienes noción de código HTML o cualquier otro, debes saber que existe un estándar del como los sitios están construidos y que sirve para que todos los navegadores, puedan leer e interpretar el diseño y funciones de tu sitio web. Si existen errores o tu sitio no está construido de la mejor forma (si usaste un autocreador de sitios web por ejemplo), puede que el usuario tenga problemas al cargar rápidamente tu página.

6. Hacer uso de un CDN. Este tipo de redes de contenido ayudan a replicar tu contenido en múltiples locaciones y permite mejorar de forma impactante la velocidad de descarga de imágenes y archivos multimedia como videos.

7. Asesórarte con un profesional. Si tu sitio ya logró pasar a un nivel de cientos de visitas diarias y constantemente sufres caídas en ciertos horarios, o frecuentemente escuchas comentarios de que es un sitio lento o que falla, tal vez es el momento de contratar a un profesional y preguntar si es necesario crear una nueva configuración de servidores o infraestructura. Después de un análisis ellos podrán decirte hasta donde deberías escalar tus servicios, pensando siempre en satisfacer la demanda actual y la futura, es decir, estar preparado si mañana tienes un pico inesperado de visitas.

8. Medir tu desempeño. Siempre realiza un seguimiento constante de tu sitio y el comportamiento de tu tráfico con herramientas como Google Analytics, adicionalmente y periódicamente checa la velocidad y performance del mismo con Pingdom o Google Page Speed para saber si hay cambios en el rendimiento

¿Cómo estar preparado ante las contingencias?

Lo ideal es contar con una plataforma o servicio de hosting que puedan ser escalables en minutos dependiendo del tráfico a tu sitio web, y reaccionar de manera rápida ante cualquier incremento exponencial de tráfico.

En negocios de mayor tamaño además de la velocidad es importante tomar en cuenta otros aspectos como la seguridad, estabilidad o disponibilidad, y sin duda alguna un eficiente sistema de respaldos y logs de seguridad. Todo esto se lográ con la ayuda de expertos en infraestructura de servidores y servicios web o cloud computing.

Hoy en día existen servicios y tecnologías como el versionado de código, con el cual puedes subir a la nube el último cambio estable o regresar a una versión anterior ante cualquier falla o intento de hackeo, agregando una capa más de seguridad a la de tu propia infraestructura.

Si tu empresa ya tiene un plan ante contingencias ¿este cubre la información y datos almacenados en servicios o equipos digitales?

¿Cómo implemento el uso de la nube en mi negocio?

La nube dejó de ser inalcanzable, ya es parte de la vida empresarial y muchas empresas inclusive son nativas de esta herramienta, pero una vez arriba, ¿cómo la opero?

Desde hace varios años, el término “nube” ha tomado relevancia para muchas empresas, de hecho, es seguro que la hayamos utilizado sin siquiera saberlo, pero ¿realmente sabemos a qué se refiere?

La nube es una red enorme y global de servidores conectados de forma remota, los cuales están diseñados para ejecutar aplicaciones en línea desde cualquier dispositivo conectado a Internet, con la intención de acceder a ellas en todo lugar y siempre que sea necesario, en lugar de hacerlo desde un equipo o descargando la aplicación.

Otra de sus funciones es almacenar y administrar datos que ocupan espacio en nuestro disco duro o en la memoria interna de nuestros dispositivos, incluso la tendencia actual es utilizar las plataformas de streaming para ver películas o escuchar música sin necesidad de descarga.

Trabajar en la nube es cada vez más frecuente en las empresas y elegir la forma en cómo subirte depende del tipo de servicio que ofrezca tu negocio.

Existen cuatro métodos para aprovechar la nube, el primero y más utilizado es conocido como Nube Pública, el cual comparte información y servicios a través de internet (como Netflix o Spotify), el segundo método es la Nube Privada, que, como su nombre lo dice, no se comparte al público y comparte archivos a través de una red interna hospedada de forma local; la tercera es la Nube Híbrida, la cual es una combinación entre nubes públicas y privadas y puede compartir información de ambas formas de acuerdo con los objetivos de cada empresa y por último, la nube comunitaria, que comparte datos solo entre organizaciones u oficinas regionales.

Trabajar en la nube permite que tanto startups y Pymes tengan la oportunidad de competir con grandes empresas en igualdad de condiciones.

Sin embargo, no todas las empresas están listas para migrar a esta nueva forma de trabajar. Antes de considerarlo, toma en cuenta que esta migración es un cambio de plataforma o infraestructura que traerá cambios en la forma de trabajo, así que la capacitación es el primer paso.

Un consejo es que antes de cortar relación con tu antigua forma de trabajar, comiences paulatinamente con la migración y evalúes qué migrarás primero, si tu base de datos, documentos o factores técnicos de tu operación.

Pero el reto tanto para empresas tradicionales como para empresas nativas en la nube es encontrar la mejor manera de ejecutar sus procesos de forma eficiente y lograr que los colaboradores se concentren mucho más en el negocio, así que sus soluciones digitales deben ser sencillas y rentables.

Es de preocuparse que casi en la totalidad de las empresas, exista una poca cultura de prevención en caso de algún desastre o hackeo, por lo que las pequeñas empresas son las que tienen mayor riesgo de perder su información.

Uno de los principales desafíos para las pequeñas y medianas empresas en proceso de crecimiento, es encontrar la mejor manera de proteger su creciente infraestructura de TI.

Aunque existe una amplia gama de opciones disponibles, los backups en la nube son una solución que permite una instalación sencilla y que posibilita a las Pymes volver a centrarse en su negocio, con la certeza de que al mismo tiempo que sus datos estarán seguros y disponibles.

¿Por qué publicar regularmente en mi blog?

La creación de un blog corporativo puede ayudarnos de manera significativa para dar a conocer nuestra marca, nuestros productos y/o servicios además de posibilidades de aumentar el tráfico de potenciales clientes hacia nuestra web. Sin embargo, generar contenido puede nuestro blog ser complicado y aveces tedioso.

No es algo casual que luego de haber posteado manteniendo una regularidad, terminemos perdiendo la paciencia y dejando de lado el Blog al no obtener los resultados esperados.

Es importante tener definida la frecuencia de las publicaciones y ser capaces de mantenerla tomando en cuenta dos aspectos importantes:

Utilizar contenido reciente: Google le presta mucha atención a los artículos más recientes ya que los puede posicionar mucho mejor que otros publicados en dominios más consolidados y con gran número de enlaces.
Ser Regulares: Postear contenidos de frecuentemente es una de las mejores maneras de obtener que nuestros lectores vuelvan una y otra vez a nuestro Blog, además de ser este otro factor que Google toma en cuenta para posicionar. Conservar una regularidad en las publicaciones nos otorgará un tráfico constante y con crecimiento progresivo.

¿Cómo establecer la mejor frecuencia para publicar en nuestro Blog?

Lograr encontrar la frecuencia ideal para publicar contenidos en nuestro Blog, debemos tener en cuenta estos factores:

Tiempo: Tomando en cuenta nuestra disponibilidad para dedicarnos a la creación de contenido para nuestro blog podremos publicar con más o menos frecuencia.

Calidad del contenido: Mientras más beneficioso sea el contenido de nuestro blog, más tiempo nos tomará escribirlo.
Lo importante no es tanto la frecuencia que hayamos definido para publicar, sino la capacidad que tengamos para mantener esta regularidad. De ser necesario, contar con personal capacitado exclusivamente para desarrollar nuestro blog y que nos brinde los beneficios que esperamos.

Aspectos a tomar en cuenta:

-Elegir una frecuencia realista
-Escribir respecto a temas que generen el interés de nuestro público objetivo
-Establecer un calendario de publicaciones
-Tener artículos programados para optimizar tiempo